Una cuestión de RESPETO

En esta entrada de blog quiero dar un pequeño tirón de orejas a los pacientes, mejor dicho, a algunos pacientes, porque por suerte la mayoría son personas educadas y consideradas. Llevo tiempo pensando si publicar o no este post, para algunos voy a parecer seca e incluso desagradable, pero lo que voy a hacer es exponer lo que siento ante un hecho que ocurre todos los días en las consultas médicas (y en este último mes me ha ocurrido varias veces, a pesar de que empleo todos los medios posibles para prevenirlo): personas que piden cita, no aparecen y tampoco avisan.

Apreciados pacientes, cuando reservéis cita en un profesional sanitario (sea en la sanidad pública o privada, tanto da) se trata de un compromiso, un contrato verbal por ambas partes. El fisioterapeuta, en este caso, reservará una parte de su tiempo exclusivamente para vosotros, y a veces también tendrá que prepara material, adecuar una sala… Si, por el motivo que fuere, no podéis acudir o simplemente no queréis, ¿tanto trabajo cuesta hacer una llamada -incluso un mensaje de whatsapp- y anular dicha cita? Tampoco necesitamos tantas explicaciones, solo avisar a tiempo. Comprendo que todos podemos tener un imprevisto, así es la vida, pero, en estos casos, una llamada de disculpa puede enmendar lo ocurrido.

Soy fisioterapeuta desde hace 11 años ya, y aunque esta situación se repita en consulta, una y otra vez, no termino de acostumbrarme a ello, ya que una de las cosas que más valoro en las personas es la seriedad y el respeto. Así, como profesionales de la salud, en mi opinión:

-Respeto es citar a una persona a una hora y atenderla a esa hora. Respeto es también avisarla si por cualquier motivo no vas a poder atenderla.

-Respeto es seguir formándote para ser mejor profesional y ofrecer cada vez un mejor servicio a los pacientes.

-Respeto es ser honestos y no vender humo.

Cuando pides cita a un profesional de la índole que sea, no apareces, y tampoco avisas, estás mostrando una clara falta de respeto, a esa persona y a su trabajo. En el caso de la sanidad pública, estás contribuyendo a engordar las ya de por sí bastante largas listas de espera. En el caso de sanidad privada estás faltando al respeto al profesional que te ha reservado su tiempo, pero también a otros pacientes (continuamente nos llaman pidiendo cita, a veces con carácter urgente, y no podemos dársela porque está ya reservada; si avisas con una mínima antelación esa hora puede ser ocupada por otra persona).

En mi caso, intento poner medidas, suelo avisar mandando un sms recordatorio, y en los casos en que no me dan móvil de contacto, llamo por teléfono. Eso me supone también una inversión en tiempo, son acciones que no se realizan solas.

Así que, sin más, os pido POR FAVOR, si alguna vez os veis en esta situación, mostrad un poco de respeto, anulad la cita. No cuesta tanto, de verdad.

Sep 29, 2015 | Publicado por EnCultura, Fisioterapia, General, Pacientes | 8 Comentarios

Comentarios (8 de respuestas)

  1. Un artículo muy necesario y mesurado, para nada seco ni desagradable. Por aquí (Vizcaya) antes eran mucho más frecuentes y la gente va mostrando más respeto, pero sigue habiendo gente “cortita” que no se da cuenta de muchas de las cosas que cuentas. Y hay que explicárselas.

    • fisiomaradmin dice:

      Gracias por comentar, Oier!! Por aquí aún hay bastante informalidad, por eso creo que hay que ir educando a la gente poco a poco…

  2. Amparo Baena dice:

    ¡Molesta y mucho que te dejen plantada!, pero aún molesta más que personas que esperan a que las atiendas les digas que no porque no tienes más espacio para ellas, a este tipo de persona; si te sirve mi experiencia, la primera vez lo dejo pasar, como tú dices todos tenemos imprevistos, pero si existe una segunda, a la segunda les comento que si vuelven a fallar sin aviso previo, tienen que pagar la visita aúnque no hayan asistido y ocurre, curiosamente, dos cosas, no vienen más porque se molestaron o que esa persona no vuelva a fallar nunca más. La verdad Mar es que nunca me pagaron una cita si no vienen, porque vienen!

    • fisiomaradmin dice:

      Hola Amparo! Eso hago exactamente con los pacientes reincidentes… solo doy cita nuevamente si abonan la última sesión a la que han fallado…
      Gracias por pasarte y comentar!

  3. Una gran entrada. Estoy muy de acuerdo. En nuestro caso se llama el día de antes e incluso si no lo cogen se les manda un whassap. En caso de que no aparezcan se les llama y si no lo cogen les mandamos un whassap pidiendo que la proxima vez avisen con antelación para poder facilitarle la cita a otro paciente . En caso de repetirse una segunda vez, personalmente hablo con el paciente y de forma seria y con el máximo respeto le indicó que si vuelve a pasar no se le atendera en mi consulta. Esto último ha pasado pocas veces, pero las veces que ha ocurrido a generado un cambio automático en el paciente que deja de llamar y pedir cita o que acude con puntualidad. Al igual pasa con los que “suelen llegar tarde”, la primera vez no pasa nada, intentó abreviar la anamnesis y exploración para tratar lo más urgente y dejo anotado en su ficha que el motivo es la tardanza… si ocurre una segunda vez , valoro y trato como siempre y sin agobios y le indicó que es importante llegar a su hora… en algunos pocos casos hay una tercera vez o más y es cuando les miro a los ojos y les digo “para mí, eres importante y quiero ayudarte, pero si otras cosas son más importantes que tú recuperación y el dedicarte este tiempo para ti, no puedo hacer nada, sólo utilizar el tiempo que me das para tratarte lo mejor que pueda… aquí tú eres Don Quijote y yo solo Sancho Panza, es tu dolor y tu recuperación”

    Sea como fuere siempre habrá pacientes así, está en nosotros hacer la criba y “respetarnos” – nosotros mismos para entender que ese tipo de paciente deberá buscar ese “otro tipo de terapeuta” poco implicado.

    • fisiomaradmin dice:

      Gracias por pasarte y comentar, David. En nuestro caso, avisamos con sms el día anterior, y la actuación en caso de no presentarse sin avisar es muy parecida a lo que tú comentas. En mi experiencia, me suelen ocurrir dos cosas: si el paciente es la primera vez que acudía, ya no viene nunca, y si es algún paciente conocido ya, no les suele ocurrir más y siguen acudiendo con normalidad las veces que necesiten, avisando si no pueden venir.
      Tengo una política de cancelaciones en un cartel en la consulta que aplico solamente cuando el paciente reincide, y es que tiene que abonar la sesión que ha faltado si quiere que se le vuelva a dar cita (solo ha pasado un par de veces, y lo cierto es que no han vuelto más, pero, como tú dices, ¿nos interesa realmente este tipo de paciente?).
      En fin, que en estas cuestiones hay de todo, pero es un problema con el que nos encontramos las consultas pequeñas que se traduce en pérdidas económicas, pero a mí me molesta más incluso la falta de respeto hacia el profesional y los demás pacientes que esto supone… hay que lidiar con ello con respeto pero determinación

  4. Javier dice:

    Hola Mar! No conocía esta entrada a pesar de que tiene ya un par de años. Me ha encantado.
    Sí, a todos nos fallan pacientes, y en mi experiencia la gente que falla es más o menos siempre la misma independientemente de las estrategias que se utilicen. La mayoría de la gente suele avisar, de todas formas, en mi caso. Son un porcentaje pequeño.
    En cuanto a los retrasos actúa exactamente igual que David, así que nada que añadir. Además, los retrasos me molestan especialmente porque siempre soy bastante puntual, y me preocupo por ello, y los retrasos me lo impiden.
    Matizar que es muy diferente cuando te falla un paciente que viene durante años para tratar sus diversas molestias/dolencias, y de pronto una falla (un despiste lo puede tener cualquiera), a alguien que a la primera o segunda ya se cae. Las reacciones son muy diferentes, y la sensación que te deja también (de hecho más de una vez lo que ha ocurrido es que he llamado preocupado, porque algo había tenido que pasar).
    En fin, lo dicho, gran entrada. Gracias por esta necesaria reflexión

    • fisiomaradmin dice:

      Hola Javi!!! Muy de acuerdo con la matización, si se trata de un paciente que ya conocías, a la extrañeza se suma la preocupación… ¿le habrá pasado algo?
      Y por supuesto, el tema de la puntualidad, que comparto 100% contigo, no hago esperar a nadie más de 5 minutos en la sala de espera, es el tiempo que doy de cortesía a quien haya podido llegar un poco más tarde…
      Gracias por pasarte amigo!

Agregue Su Comentario

Su dirección de email no será publicado.