¿Qué es el vendaje neuromuscular?

En esta entrada me gustaría hablar de esas “tiras de colores” que son actualmente tan populares, conocidas como kinesiotape o vendaje neuromuscular, puesto que muchos me preguntáis cómo funcionan, si son efectivas, etc.

El vendaje neuromuscular fue desarrollado en los años 70 del siglo XX por el doctor japonés Kenzo Kase. Se trata de unas tiras adhesivas elásticas de algodón, hipoalergénicas, que se pueden mojar (esta es una de sus grandes ventajas), que se adhieren a la piel provocando distintos efectos, en función de la técnica aplicada, permitiendo el movimiento articular. Se utiliza en el tratamiento de lesiones musculares, articulares, procesos inflamatorios… ayudando al cuerpo a favorecer su propia curación. El vendaje tiene un peso y grosor muy parecido a la piel humana, y esto hace que sea muy cómodo llevarlo. Existe la posibilidad de combinarlo con otras técnicas de vendaje (por ejemplo con vendajes funcionales, correctivos…).

El mundo del deporte es el culpable de la popularización de estos vendajes, en los últimos años son muchos los deportistas de élite que aparecen en competición con ellos, pero, ¿sirven o no sirven? Esta es una gran polémica, el vendaje neuromuscular, como cualquier técnica, tiene sus defensores, pero también muchos detractores, lo cierto es que la evidencia clínica respalda su uso en muchas lesiones/patologías, pero a día de hoy no existe una evidencia científica sólida sobre sus efectos, en gran parte por la baja calidad metodológica de los estudios existentes, y también hay estudios que apoyan su uso en determinadas patologías o lesiones y otros no, o lo que es lo mismo, queda mucho por estudiar sobre esto, no en vano es una técnica relativamente nueva (aquí en España, ya sabemos que todo suele llegar un poco tarde).

ID-100120589

En consulta en ocasiones utilizo vendaje neuromuscular como complemento al tratamiento realizado, y en muchos casos tiene efectos positivos, pero, como cualquier procedimiento que usamos, no vale para todo ni para todos los pacientes. Algunos ejemplos de lesiones en que se puede utilizar son problemas tendinosos, esguinces, dolores musculares, inflamaciones / edemas, roturas de fibras… Como tratamiento único no tengo experiencia en su uso, pero es que mi modo de trabajar es combinar técnicas distintas en función de los componentes afectados en cada paciente.

Sus efectos derivan del estímulo que provocamos en la piel mediante la colocación del vendaje, no deja de ser un estímulo mecánico, que varía según la dirección, la forma del vendaje, la tensión o estiramiento aplicado a la venda, la posición articular, etc.

Los principales efectos del vendaje son:

-Analgesia inmediata (reducción del dolor).

-Mejoría de la función muscular.

-Ayuda a la función articular.

-Mejoría de la circulación sanguínea y linfática.

-Efecto neurorreflejo.

Como veis, son muchos los efectos que prometen estas tiras de colores, la cuestión es aplicarlas correctamente (técnica adecuada / paciente adecuado).

Como cualquier procedimiento, también tiene sus contraindicaciones y precauciones, por ello es importante que sean colocadas por un profesional sanitario acreditado, que analizará cada caso y vendará si es lo adecuado. No recomiendo comprar el vendaje en un supermercado (últimamente han proliferado las ofertas de vendaje neuromuscular en grandes superficies low cost) y aplicárselo uno mismo, ya no sólo por la baja calidad de los materiales, que también, sino porque hay que conocer bien el cuerpo humano y como he dicho antes, riesgos y contraindicaciones, además de lo complicado que es auto-vendarse correctamente (un churro lo puede hacer cualquiera, claro). Pero allá cada cual…

Uno de los problemas que puede dar el vendaje es producir una reacción alérgica en la piel (a pesar de que el material es hipoalergénico). Cuando se coloca, al principio puede aparecer un ligero picor, por la falta de costumbre de la piel,  pero, si persiste más de 20 minutos, se debe retirar inmediatamente, pues puede estar irritando la piel. Las personas que tenéis pieles delicadas, atópicas, etc., debéis tener especial cuidado, comentad siempre esta información al fisioterapeuta que os trate, aunque inicialmente penséis que no tenga relevancia. Algunas de sus contraindicaciones son las mismas que para otras metodologías de fisioterapia, para que os hagáis una idea: trombosis, edema generalizado (o edema cuyo origen no conocemos), neoplasias, embarazo (relativo, según la zona a tratar y el trimestre), heridas, traumatismos importantes, alteraciones de la piel, diabetes (se han dado algunos casos de cambios en las necesidades de insulina tras la aplicación de vendaje neuromuscular en diabéticos, pero como siempre hay que valorar el balance riesgo / beneficio)…

Con respecto al tema de los colores del vendaje, hay muchos que aseguran que dependiendo del color tendrá mayor o menor efecto en según qué problema, basándose en principios de cromoterapia, los colores fríos para inflamaciones, los cálidos para relajar musculatura… sin embargo, los componentes del vendaje no varían según los colores, ni cada color desprende ninguna sustancia específica, por lo tanto, mi opinión es que el color no tiene influencia, y desde luego no está demostrado que la tenga. Pero es mi opinión, tampoco me parece mal que otros compañeros usen los colores con finalidades concretas si piensan o han observado en su práctica clínica diaria que hay diferencias.

En definitiva, el vendaje neuromuscular, tan llamativo que hasta en un desfile de modas aparecieron los modelos ataviados con un montón de tiras, es una herramienta más que desde hace unos años ha entrado con fuerza en el arsenal terapéutico de los fisioterapeutas, que no vale para todo, pero bien utilizado puede tener efectos beneficiosos sobre los pacientes. Como siempre digo, no existen técnicas milagrosas, y por supuesto esta tampoco lo es.

* Imagen propiedad de www.freedigitalfotos.net

Comentarios (Una respuesta)

  1. […] visibles gracias al auge de los vendajes neuromusculares (o kinesiotape, o como queramos llamarlo). En esta entrada de blog antigua podéis leer más sobre el tema. Lo bueno de estos vendajes es que reducen bastante la […]

Agregue Su Comentario

Su dirección de email no será publicado.